Masaje metamórfico

TÉCNICA METAMÓRFICA.- También llamada Terapia de los “Niños felices”. Se dice que en algunas tribus de Sudáfrica cuando nacía un bebé,  las ancianas del lugar, una de las primeras cosas que hacían, era masajearle los pies para desbloquear el posible trauma producido por la gestación y el parto.
“Metamorfosis” significa “transformación” y esto se produce cuando nuestra energía fluye libremente. Esta técnica nos conecta, a nivel de consciencia, con los nueve meses vividos en el seno materno y el nacimiento. Nos lleva a descubrir nuestro propósito en la vida, es el masaje de la transformación.
Durante el período de gestación, los nueve meses transcurridos entre la concepción y el nacimiento, se establecen nuestras estructuras físicas, mentales y emocionales. La vida, después de nacer, tiene sus raíces en este período prenatal: nuestra vida antes de nacer. Es esta estructura corporal la que debe ser liberada.  
Los aspectos físicos, mentales, emocionales y muchas de las pautas de comportamiento del individuo,  tienen su origen en el período de gestación, donde se reúnen no sólo los aspectos genéticos del padre y la madre, lo relativo a la vivencia física prenatal (alimentación, salud de la madre...) sino que también concurren las informaciones sensoriales y emocionales de la madre.
Aplicando la Técnica metamórfica sobre pies, manos y cabeza, desbloqueamos y equilibramos la energía vital, liberando las emociones y promoviendo el principio de autocuracion que todos las personas poseen, este equilibrio da paso a la curación. 
Nos ayuda a recuperar la salud, la alegría, a vivir serenamente y la consciencia de que somos un ser holístico, es decir una unidad física, mental, emocional y espiritual, lo que afecta a uno, afecta a los otros. Produce una transformación en el movimiento de la energía que nos ayuda a despertar la capacidad interior de transformar o de regenerar si es necesario. 

Es especialemtne recomendable para personas con minusvalías tanto físicas como psíquicas. También en cuadros depresivos, fobias y trastornos emocionales. 

Los niños son muy sensibles a esta terapia, siendo sus efectos mucho más evidentes. En casos de hiperactividad se ha comprobado su eficacia. 

En enfermos terminales, ayudamos a la aceptación del tránsito que están a punto de emprender. Es la liberación del espíritu, que deja su envoltorio en la Tierra, es el nacimiento a una nueva realidad. 

En todo caso, la Técnica Metamórfica, proporciona un estado de relajación y bienestar que induce al equilibrio, por lo que su aplicación y práctica es aconsejable para cualquier persona. 


En el embarazo se establec un lazo de unión más profundo entre la madre y el hijo. La transformción se establece en dos niveles, pero el resultado es la Unidad. La consciencia de la madre se refuerza y por lo tanto la comunicación es total. 

No tiene contraindicaciónes. 

Indicaciones
*  Estado de depresión, estrés, ansiedad e insomnio. Produce una gran relajación.
*  Falta de autoestima, inseguridad y obsesiones.
*  Accidentes y traumas.
*  Produce bienestar y mejora en casos de Síndrome de Down y autismo.
*  Adicciones  de alcohol, tabaco, droga, comida, etc.
*  Ancianos y cuidadores.
*  Niños con problemas escolares, adolescentes y sus familiares.
*  Familiares y educadores de niños con problemas.
*  Embarazadas.
*  Bebés con problemas de nacimiento u otros. 
*  Cualquier enfermedad, ya sea física o psíquica. 
*  Todas la personas que desean comprender su evolución, elevar su vibración y vivir en armonía.
*  Personas en fase terminal.